Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Movimiento Deportivo de Santiago: Ejercitando el Silencio, los Interese$ y la Pasividad.

PDFImprimirE-mail

Enmanuel García Musa es un destacado dirigente que ha estado envuelto en las actividades deportivas de Santiago. Seleccione el tamaño del texto: Guardar en mi Perfil Enviar Artículo Critica las pocas atenciones que tienen las actividades deportivas de la ciudad y asegura que Santiago no recibe la atención de segunda ciudad del país y capital de toda una región 25 Septiembre 2013, 5:09 PM

Enmanuel García Musa habla deporte Santiago Enmanuel García Musa, secretario general y ex presidente de la Unión Deportiva de Santiago, envía una misiva a El Nacional, en la que hace una retrospectiva por la situación que vive el deporte en esa provincia.

Expresa que lo que acontece con el deporte de esa provincia no se corresponde con una ciudad de segunda importancia de un país y capital de toda una región, como lo es Santiago.

Este es el texto íntegro de la comunicación que remite García Musa. Veamos:

Un llamado a la Integración; a Priorizar

Nuestra provincia, Santiago de los Caballeros, goza del atributo de ser la primera en importancia de todas las provincias del país, destacándose en los sectores productivos, económicos, sociales, educacionales, orden, imagen, “solidaria”, entre otros.

En el aspecto deportivo profesional contamos con varios eventos de nivel y de trascendencia nacional. Sin embargo, nuestro deporte aficionado organizado en las asociaciones deportivas provinciales y la Unión Deportiva de Santiago (Udesa), con el apoyo de instituciones como la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), el Salón de la Fama del Deporte de Santiago (Safadesa), el Ministerio de Deportes y Recreación (Miderec), las Federaciones Deportivas Nacionales, la Alcaldía, entre otras, no cuenta con el Desarrollo propio de una Provincia de primer orden. No percibimos, o enterramos la cabeza para no darnos cuenta de la fortaleza de nuestra provincia, sin embargo permitimos que sea la clase política que nos marque el rumbo cuando lo lógico es que la comunidad, la sociedad y los gremios integrados sean los que definan sus prioridades y las exija al Estado.

 

Múltiples razones inciden para que prevalezca esta distorsión: estar “pegao”, no estar en contra, guardar silencio por si acaso, expectativa de trabajo, el nombramiento, que me tengan en cuenta, intereses partidaristas, posiciones partidaristas, no hay “grasa”, entre otros. Y así, muchos no quieren verlas, otros no las ven, o se hacen los desentendidos, otros quieren parecer graciosos, otros no hablan, a otros les da igual o una especie de laize faire, para otros son pobres descamisados y así muchos otros y otros sin darse cuenta de que se descalifican, que no crecemos que perdemos, que estamos estancados y que nuestra provincia no crece al ritmo que se merece. Pero Santiago es la capital del Cibao y base del desarrollo nacional, por lo que el deporte y nuestros deportistas merecen mejor suerte.

Me pregunto: ¿No podemos priorizar cuatro o cinco puntos que sean colocados por encima de nuestras pasiones e intereses y juntos exigirlas a nuestras autoridades?

Santiago tiene un poder político de incidencia nacional que lo que decida mancomunadamente tiene que lograrlo. Un punto para pensar En los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, Mayagüez 2010, participaron apenas veintinueve (29) atletas santiagueros, de los cuales sólo trece (13) fueron medallistas con diecisiete (17) medallas, once individuales y seis por equipos, cuando la delegación dominicana fue de 494 atletas, y logró 136 medallas. Entonces debemos cuestionarnos y revisarnos. Paso a señalar algunas realidades que nos afectan y nos limitan en nuestro desarrollo deportivo y nos cuestionan como primera provincia en el renglón deporte. No es posible que Santiago no cuente con una Villa Deportiva modesta para favorecer los intercambios nacionales e internacionales.

No es posible que la ciudad de Santiago no cuente con un Pabellón de Deportes de Combate, deportes que tantos logros han dado al país. No es posible que los plays de la Ciudad Deportiva no sean acondicionados y cercados.

No es posible que hayan abandonado a su suerte las asociaciones que hacían vida en el Palacio de los Deportes Oscar Gobaira por más de veinticinco años (Asociaciones de Ciclismo, de Balonmano, de Karate, de Arte y Cultura, de Clubes de Santiago, de Voleibol, de Judo, Cabasa y de Lucha; se practicaba ajedrez, kick boxing, kun fu, karate shotokan Int’l).

No es posible que también se haya desalojado del Palacio de los Deportes a la Unión Deportiva de Santiago (Udesa).

No es posible que el Ministerio de Deportes, antiguo Sedefir, no tenga un domicilio o un local de oficinas, ya que también fue desalojado del Palacio de los Deportes Oscar Gobaira. Dónde se ha visto que un ministerio pierda, abandone sus intereses, claudique, no le le preocupe desprenderse de una instalación como el Palacio de los Deportes Oscar Gobaira.

No es posible que los deportistas y la comunidad pierdan una instalación deportiva como el Palacio de los Deportes Oscar Gobaira y que esta sea más una sala de espectáculos y eventos que un Centro Deportivo. No es posible que el Ministerio de Deportes de Santiago no cuente con un presupuesto. No es posible que para la construcción de la UASD la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) tomara los terrenos y la Casa Club de la Udesa, donados y construida por el Ayuntamiento de Santiago, y ni se preocupara por resarcir el daño. Aplaudimos el reciente y vigente remozamiento y acondicionamiento de La Barranquita, luego de años de descuido y robos.

Esperamos su equipamiento y acondicionamiento de sus plays y canchas para que las disciplinas que lo requieren puedan reiniciar sus prácticas Es decir, no sólo se han perdido terrenos en La Barranquita, agreguemos el “Palacio” junto a la Udesa y sus asociaciones, y la Casa Club de Udesa. Temas que también deben ser debatidos y ocupar nuestra prensa.

Es increíble que luego de seis años del vil desalojo a que fueron sometidas todas estas instituciones del Palacio de los Deportes Oscar Gobaira para dar paso a la Arena del Cibao, nadie se preocupe ni se atreva a recordarlo. ¿Arena?, o la Arena movediza del deporte aficionado de la primera provincia del País No es posible que Santiago no cuente con un local para nuestros inmortales y el Salón de la Fama del Deporte de Santiago. No es posible que todavía algunos piensen que Santiago es una villa y no una ciudad de un millón de habitantes, donde se requieren espacios deportivos en distintas ubicaciones (qué sería del baloncesto, softbol y béisbol si solo existieran las canchas de La Barranquita, habría desarrollo?).

No es posible que el empresariado de Santiago sea muy tímido para apoyar el deporte aficionado, minimizando no sólo el beneficio del retorno de su inversión, sino también el desarrollo humano, la estabilidad Social y el control de la delincuencia, temas que inciden directamente en la seguridad de sus inversiones.

A todo esto agreguémosle diferencias entre funcionarios y en asociaciones, no necesariamente las deportivas.

La Unión Deportiva de Santiago continuamente ha llamado la atención sobre estas realidades, reuniones, comunicaciones, diligencias, visitas a altos funcionarios, obteniendo solo promesas e identificaciones, planes y proyectos pero no soluciones concretas.

Ya es tiempo de iniciar acciones que llamen contundentemente la atención: marchas, llamado a duelo, cintas negras, foros informativos en los clubes, juicios públicos, publicidad en los medios, entre otros.

La campaña del 4% por la educación nos enseñó que pacíficamente se puede, pero requiere de un empoderamiento de los dolientes, de la sociedad y de mucha prensa. La politiquería, el silencio, los intereses pecuniarios, la pasividad, el desinterés, el conformismo, el temor han hundido nuestro orgullo. Asociaciones, clubes, dirigentes, atletas, entrenadores, cronistas, periodistas, trabajadores de la prensa, la sociedad, reaccionemos.

El punto de partida debe ser reunirnos en un congreso/taller para definir prioridades y relanzar nuestro desarrollo deportivo. Y los Juegos Nacionales (apegados a la Ley sin construcciones innece$aria$). Y La Ley del Deporte. Emmanuel García Musa, Secretario de la Unión Deportiva de Santiago.

Quien está en línea

Tenemos 21 invitados conectado(s)